Noticias

Nueva colección: Encaixos 2016 19/07/2016

Naturaleza, elegancia, suavidad, sutilidad, densidad, profundidad luminosa, consoladora oscuridad, fascinación, juego de inabarcable reflejos, presencia cariñosa y misteriosa, luna llena, rocas delicadas y grandes contundentes, fuerza que reconforta, afirmación, seguridad, claridad, calidez, ricos contrapuntos y amplio cromatismo.

Seguido de percepciones originadas por la nueva colección de Pilar Marsà. La cual engloba diez piezas: seis brazaletes y cuatro joyas que se pueden utilizar tanto como colgantes como broches. Este conjunto ha sido creado a partir de la combinación de tres familias de materiales: madera, metal y mineral; todos ellos poderosamente vinculados a la naturaleza.

La madera, destinada a reposar sobre la piel, aporta una cálida base.| Y, al ser de ébano —materia oscura, densa y de profunda luminosidad— confiere a cada pieza sobriedad y elegancia, a la vez que causa el despertar de la propia imaginación en un majestuoso bosque tropical, sombrío e inabarcable. Es una nota musical profunda y grave que toma la función de guía.

Mientras que la metálica presencia de la plata rompe con la posible pesadez al aportar un leve contrapunto frívolo. Frívolo, ya que se trata de un material nacido en las entrañas de la tierra, pero que está dotado de la facultad de hablarnos de la luna y de la noche, de los misterios que nunca resolveremos y de la aparente elegancia eterna. Además, al adoptar la forma de los finos hilos de luz, suaviza la dureza cromática de los otros dos materiales empleados.

Conjunto matérico que se ve complementado por el mineral. Este tercer componente varía en cada pieza de manera que se funde en perfecta armonía con la morfología del ébano y la plata, se adapta al discurso principal, a la vez que abre nuevas vías paralelas que murmuran sordos deseos provenientes de las profundidades terrestres. Hablándonos en una lengua dura e impenetrable y fascinante hasta ser casi delirante. Así mismo, cada mineral emplea un dialecto diferente, distinguiéndose por las tonalidades cromáticas y el reflejo de la luz, por la concentración o la dispersión de las vetas, grandes o puntos que forman la correspondiente textura visual.

Texturas visuales y matéricas que han sido conjugadas en elegantes formas que alternan entre la claridad geométrica y el poder seductor de la naturaleza. Construyendo una colección en la que la estructura de los brazaletes juega con el lleno y el vacío, de manera que se rompe con el absolutismo de la forma circular, se evita que esta resulte demasiado concéntrica, estanca. Y en la que los broches-colgantes adoptan una morfología con fines protectores, contener su corazón mineral; a la vez que restan abiertas a su entorno.

Es así como se obtiene una colección en la que reinan los colores densos y profundos, sobrios y elegantes. Donde se hace palpable la riqueza de los frutos de la tierra y la habilidad manual, sensitiva y racional para transformarlos en una exquisita colección de joyería en la cual se combina la capacidad de estimular la percepción y la imaginación.

Encaixos 2016
Encaixos 2016


Encaixos 2016
Encaixos 2016


Encaixos 2016
Encaixos 2016